congelacion-gametosCuando tanto un hombre como una mujer desean ser padres en algún momento de sus vidas pero en la actualidad están pasando por una enfermedad como el cáncer, existe una opción que puede preservar la fertilidad antes del tratamiento para paliar dicha enfermedad.

Muchas parejas se sienten arruinadas a la hora de ser padres cuando una enfermedad se interpone en los planes de futuro sin embargo se están llevando a cabo una serie de tratamientos para ayudar a las personas a conservar su fertilidad y poder ser padres.

El tratamiento contra el cáncer provoca un daño irreversible en las células reproductoras por las altas dosis de quimioterapia o radioterapia a los que son expuestos los pacientes.

¿En qué consiste la congelación de gametos?

Tanto para hombres o mujeres que en la actualidad tengan problemas de salud y no puedan ser padres, la congelación de gametos femeninos y masculinos es la opción más cualificada para que puedan cumplir sus sueños.

Este procedimiento de congelación de gametos femeninos y masculinos se le ofrece a personas que se deban someter a tratamientos contra tumores y dándole la posibilidad de que en el futuro puedan ser padres.

La congelación de los óvulos es el procedimiento más delicado y difícil de realizar, ya que se dañan con más dificultad durante la congelación.

Los óvulos tienen una gran cantidad de agua en su interior por lo que son más sensibles y se dañan con más facilidad durante la formación de cristales de hielo durante el proceso de congelación.

Se ha desarrollado una técnica que permite congelar al ovocito consiguiendo unas tasas de supervivencia mayores, este proceso se llama vitrificación.

En el caso de la congelación de semen, la criopreservación de semen conserva y mantiene el semen a bajas temperaturas (-196º C) en nitrógeno líquido y así utilizar en su siguiente reproducción asistida.

La  vitrificación o congelación puede durar incluso años, por lo que puede utilizarlo cuando la persona lo estime oportuno.