No hay duda que son muchos los beneficios de la lactancia materna. La leche materna se convierte en el mejor alimento para el recién nacido, así como para el propio bebé en sus primeros meses de vida, gracias a que entre otros aspectos cubre todas las necesidades del bebé para que tenga un crecimiento sano.

tomas lactancia materna

Se ha demostrado que los bebés alimentados con leche materna crecen más sanos y tienen más defensas que los bebes alimentados con leche artificial.

Esto es debido a que la leche materna contiene nutrientes inmunes que son pasados la madre al bebé, lo que hace que éste enferme con menos frecuencia, tenga un menor número de infecciones, menor riesgo de otitis, de asma, de alergias y se adapta a las necesidades nutricionales del bebé y a sus características digestivas.

Cómo saber la frecuencia de las tomas

Para los casos en qué se decida alimentar al bebé con la leche materna, la toma puede hacerse cada dos o cuatro horas o también de acuerdo a la demanda del bebé.

La lactancia puede ser de ocho a doce veces en el día dependiendo de las necesidades del bebé. Hay veces en que el bebé no ha tomado lo suficiente o se ha quedado dormido mientras mamaba por lo que demandará antes el alimento.

Cuando vamos a alimentar al bebé con lactancia artificial la toma puede ser de seis a ocho veces al día que irá variando a medida que el bebé vaya creciendo reduciendo las frecuencias de las tomas.

Imagen | sdminor81