No hay duda que el huevo debe ser considerado como uno de los alimentos más completos dentro de una alimentación sana y equilibrada, motivo por el cual muchos nutricionistas han llegado incluso a considerarlo como un auténtico superalimento.

introducir huevo en la dieta del bebe

¿El motivo? Su riqueza nutricional, que se traduce en su alto aporte en proteínas de calidad (también conocidas como proteínas de alto valor biológico), vitaminas (por ejemplo, es el único alimento que aporta realmente vitamina D de forma completamente natural, además de colina), minerales y ácidos grasos omega-3.

Eso sí, como ya descubríamos en nuestra nota dedicada a ¿el bebé puede comer huevo y desde cuándo?, dado que nos encontramos ante un alimento sumamente saludable (dejando a un lado los falsos mitos que siempre lo han rodeado), puesto que es uno de los alimentos más alergénicos lo más aconsejable es introducirlo poco a poco en la dieta del bebé.

Consejos para introducir el huevo en la dieta del bebé

Tal como te comentábamos en su momento, puesto que el huevo es considerado como uno de los alimentos más alergénicos, lo más adecuado es introducirlo poco a poco en la dieta del bebé.

Aunque algunos pediatras señalan que el bebé puede comer huevos muy cocidos a partir de los seis meses, muchos coinciden en señalar que lo mejor es hacerlo a partir de los 10 meses.

Y ¿cómo hacerlo? Lo mejor es añadir cada semana un cuarto de yema cocina al puré de verduras, hasta que pasado un mes hayas completado el total de la yema de huevo (así podrás observar si el bebé presenta o no alergia ante este alimento). A partir de los 12 meses podrá comer la clara.

Imagen | Olaf