curar-ombligo-recien-nacidoCuando una madre es primeriza, suele tener una serie de preguntas o temores que sólo podrá responder con conocimiento y experiencia. Una de estas preguntas básicas tiene relación sobre cómo curar el ombligo del recién nacido.

Como de buen seguro sabrás, el ombligo es la cicatriz que tiende a persistir en mitad del abdomen del recién nacido una vez el cordón umbilical ha sido cortado en el momento del parto.

Cuando la mujer está embarazada, este cordón umbilical une al feto con la placenta materna, de forma que, a través de él, llegan los nutrientes y el oxígeno que necesita para formarse y desarrollarse.

Una vez el cordón umbilical es cortado, en el abdomen del recién nacido queda una especie de pequeño fragmento que debe ser cuidado convenientemente para que cicatrice bien.

Cómo curar el ombligo del recién nacido

A la hora de curar el ombligo del recién nacido, resulta fundamental mantenerlo siempre lo más limpio y seco posible. También es conveniente que el ombligo permanezca tapado y protegido.

Esto ayudará a la hora de evitar cualquier tipo de infección que pueda aparecer.

Sigue los siguientes pasos para curar el ombligo del bebé:

1. Lava tus manos con jabón.

2. Empapa una gasa estéril con alcohol de 70º, y limpia con ella tanto alrededor como sobre la base del ombligo.

3. En otra gasa echa alcohol en la base de inserción del cordón umbilical.

4. Empapa otra gasa en alcohol y enróscala alrededor del cordón umbilical.

5. Cubre con otra gasa y sujétala con una faja elástica o una venda.

Debes tener cuidado con no apretar demasiado el abdomen.

Material necesario para curar el ombligo

Es necesario contar con material adecuado para curar el ombligo del recién nacido. En este caso, son esenciales los siguientes materiales:

  • Gasas estériles.
  • Alcohol de 70º.
  • Fajas elásticas o vendas.