Si estás embarazada y te han salido unas manchas oscuras en la piel de la cara, no te preocupes, es un pequeño problema llamado Cloasma Gravídico del embarazo.

El Cloasma es un cambio de color con irregularidades en su tonalidad, en áreas expuestas al sol, como la cara. Es un problema muy frecuente que afecta sobre todo a mujeres jóvenes y de piel oscura durante el embarazo y se asocia al aumento de hormonas del mismo (progestágenos).

El único inconveniente del cloasma es un factor estético y puede persistir tras la desaparición del embarazo.

Es recomendable el uso de cremas que contengan filtros solares totales o pantallas solares para evitar la exposición solar durante el embarazo.

No hay que preocuparse porque al bebé no le afecta en absoluto. Es un problema a nivel de la epidermis y por lo tanto el feto no se ve perjudicado.

El Cloasma normalmente aparece en zonas estratégicas de la cara, como pueden ser mejillas, frente y la parte superior de la boca. Al haber un aumento hormonal, también aumenta la producción de melanina, que es un pigmento oscuro causante de la coloración de la piel.

Si sientes que te preocupas en exceso o que el cloasma va en aumento, lo mejor es hablar con un especialista,dermatólogo o un médico esteticista, que te aconsejará lo mejor para tu caso.

Lo más conveniente para el cloasma es la prevención:

  • No abusar del sol, tanto en verano como en invierno.
  • Usar protección como una rutina cada día.

En la actualidad hay muchas cremas especializadas en este tipo de problemas, son muy eficaces y aptas para todos los bolsillos.

Más información | Bebés y más