La clamidia es la enfermedad de transmisión sexual (ETS) más frecuente de Estados Unidos afectando casi a 3 millones de personas siendo más común en personas con edades comprendidas entre los 18 y 25 años.

Dicha enfermedad se transmite a través de relaciones sexuales, orales, vaginales como anales, afectando tanto a hombres como a mujeres muchas de esas personas no son conscientes de padecer la enfermedad y en el caso de la mujer puede repercutir en el embarazo.

clamidia-embarazo

Con respecto al embarazo la clamidia afecta directamente a la mujer ya que puede repercutir a la hora de presentar un embarazo ectópico o reducir las posibilidades de concebir, provocando daños temporales e incluso permanentes.

¿Cómo afecta la clamidia al bebé?

Si está embarazada y padece clamidia tiene un riesgo mayor de transmitirle la enfermedad a su bebé durante el parto, afectando a los ojos o provocando una neumonía. La clamidia también está relacionada con partos prematuros ya que se produce una infección de la membrana uterina alterando la fecha de parto.

Si no está segura de tener la enfermedad pero presenta síntomas como ardor al orinar, y secreción vaginal anormal es probable que la padezca pero sería imprescindible que acudiera al médico para realizarse los exámenes correspondientes.

En el caso de los hombres la clamidia puede afectar a la fertilidad si no se trata adecuadamente y en el caso de las mujeres puede ocasiones enfermedades pélvicas inflamatorias.

El tratamiento de la clamidia será a través de antibióticos recetados por el especialista para prevenir que su bebé pueda contagiarse al nacer.