Desde el momento en que la mujer siente su primera falta el cuerpo empieza a prepararse para adaptarse lo mejor posible a mantener un embarazo sano y adecuado para que el bebé llegue al mundo.

Cambios embarazo

Los cambios que notará en su cuerpo serán tanto externos como internos, pues tanto el organismo como el cuerpo físico se prepararán para que los próximos meses sean diferentes en cuanto alimentación, desarrollo y cuidados.

En cuanto a los cambios internos que se generan en la madre son diferentes en cada mujer ya que cada una sentirá molestias o síntomas distintos a otras madres que llevarán un embarazo más normal y más llevadero.

Cambios internos que se producirán en la madre

Nombraremos algunos cambios que sentirá la madre en su cuerpo interior desde mareos, náuseas, pechos sensibles hasta problemas circulatorios o respiratorios.

  • Cambios hormonales: Las hormonas son protagonistas del embarazo ya que gracias a ellas la gestación y el desarrollo del bebe se produce de una manera regular y saludable. Las hormonas que implicadas en el embarazo son la progesterona y los estrógenos, aunque existen otras que también realizan su función como la tiroxina, la relaxina, la insulina y la oxitocina.
  • Cambios en la respiración: Es frecuente que a medida que avance el embarazo el tiempo de resistencia o aguante vaya disminuyendo por lo que no es cuestión para alarmarse si a final del embarazo siente que se ahoga o se queda sin aliento, pues en este caso el bebé que ya ha crecido lo suficiente presiona los pulmones impidiendo respirar profundamente. Para respirar con normalidad y no sentirse agobiada deberá sentarse y respirar lentamente intentando controlar la respiración.
  • Cambios circulatorios: Los cambios circulatorios que se producen durante la gestación son necesarios para llevar un buen embarazo, la presión sanguínea de la mujer aumentará ya que necesita suministrar más sangre al futuro bebé y su crecimiento sea correcto. El corazón en este caso aumentará sus latidos siendo un proceso normal e indica una buena adaptación al embarazo.
  • Cambios en el metabolismo: Es totalmente natural que sienta más necesidad de comer durante horas bastante impetuosas, por lo que no se alarme si a mitad de la noche le apetece comer ciertos alimentos o después de comer necesita algún capricho. Los niveles de azúcar en sangre disminuyen entre las comidas y por la noche por lo que es corriente sentir hambre o sensación de apetito. Deberá controlar lo que come y cuanto come.

Imagen | serenityphotographyltd