En el artículo anterior hemos explicado la presentación del bebé de nalgas dentro del vientre de la madre, o presentación podálica que desencadenaría un parto podálico en esos casos. Alrededor del 4% de los bebés se presentan semisentados dentro del útero de la madre, el médico valorará si el parto puede ser natural o por cesárea si corre algún riesgo la salud de la madre y sobretodo del bebé.

Una de las opciones de la medicina tradicional china que ha sido incorporada hace algunos años para ayudar a voltearse al bebé es la moxibustión. La moxibustión se basa en el uso de hierbas en este caso especialmente la Artemisa o hierba de San Juan que se quema y se utiliza para ejercer la técnica que tiene entre un 50 y 70% de eficacia, incluso la OMS recomienda dicha técnica a las mamás que hayan llegado a las semana 32 con el bebé en presentación podálica.moxibustion-embarazo

La moxa que así conocen los japoneses a la Artemisa, tiene propiedades medicinales que mueven la energía a nivel profundo, se presiona el punto de acupuntura Zhin Yin V-67 -en la esquina exterior del quinto dedo del pie- al menos durante siete días durante quince minutos, si después de ese tiempo el bebé no se ha dado la vuelta se puede seguir una semana más.

El calor aplicado en el punto Zhin Yin V-67 se conecta con el útero a través del meridiano interno y el calor mueve la energía hasta éste provocando que las paredes del útero se relajen y el bebé pueda moverse más ligeramente llegando a colocarse con la cabeza hacia abajo.

Aplicar o no la moxibustión

Es cuestión y responsabilidad de los padres especialmente de la madre si quiere acogerse a ésta técnica para ayudar al bebé a darse la vuelta, es una técnica totalmente inocua y se ha comprobado su efectividad por lo que el bebé ni la madre corren algún riesgo.

Aplicar la moxibustión o no debería ser una de las informaciones que toda madre debería recibir en el embarazo si su bebé está en posición podálica, así ella decidirá si quiere o no someterse a dicha técnica siempre con un especialista en moxibustión que se la aplicará y le explicará correctamente como hacerlo para que ella misma o una persona de confianza pueda aplicársela en casa.

Aplicada o no la moxibustión si el bebé está de nalgas será responsabilidad del médico o ginecólogo aconsejar a la mamá de la técnica más apropiada para ella, incluyendo la versión cefálica externa (VCE), un parto natural de nalgas o cesárea.