Durante el embarazo muchas futuras mamás sufren sobretodo por la noche mientras duermen dolores de espalda acompañados de calambres en las piernas.

Estas incómodas dolencias son totalmente normales durante la gestación que podrían eliminarse con la ingesta de suplementos como el potasio y el magnesio.

Desafortunadamente las mamás no pueden abogar por ese tipo de tratamientos y se le recomiendan que coman alimentos que sí contengan estos minerales.

Por tanto en cuanto para disminuir los dolores de espalda y los calambres nocturnos en las piernas podemos incluir en nuestra dieta comidas muy ricas en potasio como el plátano o el tomate, verás que poco a poco te sentirás más aliviada y descansada.