aceite nuez embarazoEl aceite de nuez es un tipo de aceite especialmente beneficioso para el embarazo, sobretodo si su consumo se realiza durante el primer trimestre de embarazo, momento en el que el sistema nervioso del bebé tiende a experimentar un gran desarrollo.

De hecho, entre los valores nutricionales del aceite de nuez que encontramos en este aceite y que lo convierten en un alimento interesante durante la gestación, debemos destacar su contenido en ácidos grasos omega 3 y omega 6, así como en melatonina (especialmente útil para la futura mamá).

Beneficios del aceite de nuez para el embarazo

El aceite de nuez es especialmente rico en ácidos grasos (sobretodo en ácidos grasos omega 3 y omega 6), los cuales son ideales durante el primer trimestre de embarazo, etapa de la gestación en la que el sistema nervioso del bebé experimenta un gran desarrollo.

En lo que se refiere a las propiedades de cada ácido graso en particular, es de destacar que, por un lado, los ácidos grasos omega 3 aporta nutrientes esenciales para el desarrollo del cerebro, la médula espinal y el corazón del bebé. Mientras que los ácidos grasos omega 3 aportan nutrientes útiles para mantener en equilibrio las hormonas sexuales de la futura mamá, con lo que se reduce el riesgo de abortos espontáneos.

Entre los diferentes nutrientes esenciales que nos aporta el aceite de nuez también nos encontramos con los fitoesteroles y el ácido elágico, dos sustancias antioxidantes útiles para cuidar el sistema inmunológico del bebé, ayudándole en la prevención de infecciones.

Propiedades del aceite de nuez en el embarazo

A continuación te resumimos las principales propiedades del aceite de nuez en el embarazo:

  • Especialmente rico en ácidos grasos: el aceite de nuez es rico en ácidos grasos omega 3 y omega 6, que ayudan positivamente al correcto desarrollo del bebé (favorecen el correcto desarrollo del corazón, médula espinal y cerebro.
  • Favorece una buena salud del sistema inmunológico del bebé: gracias a su contenido en fitosteroles y ácido elágico que ayudan en la prevención de infecciones.
  • Previene el riesgo de abortos espontáneos: gracias a que ayuda a mantener en equilibrio las hormonas sexuales de la futura mamá.
  • Previene el insomnio durante el embarazo: gracias a su contenido en melatonina, un nutriente que nuestro cerebro utiliza como hormona para regular los patrones de sueño.

Imagen | arquera