Si bien es cierto que, desde que el bebé nace, la alimentación ideal en los 6 primeros meses de vida es la leche materna de forma prácticamente exclusiva, a partir de esta etapa es un buen momento para comenzar con las primeras comidas del bebé.

Algunos pediatras se atreven incluso a señalar el quinto mes como el momento de partida para comenzar a introducir alimentos sólidos en la dieta del bebé, aunque la mayoría coinciden en señalar que lo mejor es a partir del mes 6, momento que coincide con el comienzo de la dentición, y la llegada de la etapa del destete.

El bebé y sus primeras comidas

Aunque cuando muchos padres llegan a esta etapa es cierto que desde un primer momento pueden tener dudas, sobretodo con qué alimentos pueden comenzar a partir de los 6 meses.

A los 6 meses ¿con qué comidas comenzamos?

Al llegar a los 6 meses lo más recomendable es que el bebé comience de manera paulatina con sus primeras papillas, aunque en esta etapa la alimentación debe ser complementaria. Es decir, la introducción de alimentos semisólidos que le comenzamos a dar al bebé a partir de las papillas tiene una función de aprendizaje, dado que su alimentación básica debe seguir siendo la leche materna.

En relación precisamente a las primeras comidas, puedes optar:

  • Papillas de frutas: manzana, pera y plátano. Pueden ser naturales o cocidas.
  • Purés de verduras: patata, zanahoria y zapallo.
  • Cereales: precocidos o no.

Eso sí, si observas que las deposiciones del pequeño tienden a ser anormales, lo más recomendable es cocer o asar la manzana o la pera, para evitar que le siga haciendo daño, hasta que sea un poco más grande.

El bebé de 6 meses y sus primeras papillas

Imágenes | Bjørn Giesenbauer / jhecking