Bebés y Niños

Ojo vago o ambliopía

El ojo vago o «ambliopía» se basa en la pérdida parcial en mayor o menor medida del sentido de la vista.

nino-astigmatismo

Normalmente afecta a un solo ojo siendo monocular, pero existen casos en los que los dos ojos se ven implicados en esta anomalía.

El ojo vago se origina porque parte de las células cerebrales que se ocupan de la visión de ese ojo no maduran por falta de uso.

Otras de las causas por las que se originan el ojo vago es por la falta de visión o defectos visuales  no corregida anteriormente en la infancia, como puede ser la miopía, el astigmatismo, el estrabismo o la hipermetropía.

En el caso del estrabismo puede ser totalmente estético o puede deberse a un microestrabismo, cuestionado como pequeño pudiendo pasar desapercibido.

Los síntomas que pueden manifestar los niños si poseen la ambliopía son:

  • Desviación ocular
  • Mancha blanca en la pupila
  • Aguda fotofobia

Si las causas son varias se debería llevar a los niños para hacerle una revisión oftamológica, la valoración de la agudeza visual del niño es indispensable para llegar a diagnosticar el ojo vago.

Desde el primer o segundo año de vida del niño puede ser sometido a dicha revisión ayudando a mejorar su ambliopía en caso de que la hubiera, se recomienda acudir al oftamólogo lo antes posible, pues mientras antes se diagnostique el ojo vago antes se podrá perfeccionar.

Este artículo se publica solo con fines informativos. No puede ni debe sustituir la consulta a un Médico. Le aconsejamos consultar a su Médico de confianza.

Add Comment

Click here to post a comment